Isaba es la villa más poblada del Valle de Roncal, de una belleza fundamentada en sus montes, sus bosques y sus casas de pronunciados tejados y señoriales fachadas. Un lugar en el camino hacia los picos de los Pirineos.
RECORRIDO POR ISABA. Conocer Isaba es perderse por sus empinadas calles de piedra, hasta llegar a la iglesia dedicada a San Ciprián, una robusta construcción de piedra que parece una fortaleza. De hecho se construyó con los restos del castillo que en otros tiempos coronaba la villa. Cerca está la ermita de Idoia, a la que se llega por una bella senda. Después reponga fuerzas en los bares y restaurantes de la localidad.
ENTORNO Y NATURALEZA. Annie, Mesa de los Tres Reyes, Petretxema, etc. son montes de un esfuerzo siempre compensado por las vistas desde la cima. Otras sendas nos llevarán al Valle de Belagua, de origen glaciar, y al macizo Kárstico de Larra, con su paisaje lunar de profundas simas. Isaba ofrece senderismo, esquí nórdico, ciclismo, alpinismo… y todo lo que tenga que ver con la naturaleza en estado puro.
TRADICIONES – TRIBUTO DE LAS TRES VACAS. Pueblo escondido entre montañas, ha sabido mantener sus tradiciones, siendo una de las más antiguas el “Tributo de las tres vasas”, que desde 1375 reúne a los baretuneneses (Francia) y a los roncaleses el 13 de julio en la explanada de la piedra de San Martín, donde para mantener la paz entre las distintas regiones se intercambian tres vacas en señal de amistad.

Dirección

Nuestra dirección:

ISABA

GPS:

42.8606803, -0.9241534000000229

Teléfono:

-

E-mail:

-

Web:

-