Sangüesa siempre tuvo una posición privilegiada, por ser paso obligado del Camino de Santiago, por su cercanía con Aragón y por sus intercambios comerciales con los valles de la montaña. Hoy en día es el centro de una amplia variedad de rutas turísticas, entre las que destacan las espectaculares foces de Lumbier y Arbayún, con sus escarpadas paredes y las colonias de buitres en sus alturas, el desconocido paraje del despoblado de Peña, el monasterio de Leyre y las vistas del pantano de Yesa desde la cima de Arangoiti y la visita al castillo de Javier. No demasiado lejos quedan los picos de los Pirineos y los castillos de la Navarra media. Sin duda, un entorno natural e histórico de singular interés.

Dirección

Nuestra dirección:

-

Teléfono:

-

E-mail:

-

Web:

-