LOS ARCOS

Los Arcos fue siempre tierra disputada, primero por musulmanes y cristianos y después por navarros y castellanos, pasando la localidad de unas manos a otras. Un castillo en lo alto del cerro y una muralla que rodeaba por completo su casco histórico fueron testigos de aquellas batallas. Hoy en día no queda casi nada de tan ajetreado pasado, apenas tres portales del recinto amurallado y el nombre de Los Arcos, concedido por el rey Sancho el de Peñalén en recuerdo del valor demostrado por sus afamados arqueros en la batalla de los tres Sanchos, y que luce orgullosa en su escudo de armas. Leer más

El otro hito fundamental en el desarrollo de Los Arcos fue su situación privilegiada en el Camino de Santiago y que trajo consigo progreso y riquezas para la villa, fruto de las cuales surgió la espectacular iglesia de Santa María, una de las más bellas del barroco navarro. Fiel a su historia Los Arcos continúa siendo lugar de paso y de acogida para todo el que va a visitarla.

IGLESIA DE SANTA MARÍA

Es la joya de Los Arcos y una de las más bellas iglesias de todo Navarra, que nos sorprenderá por su rica decoración interior. Construida a lo largo de los siglos XII y XIX en ella se mezclan distintos estilos arquitectónicos: románico, gótico, plateresco, barroco y neoclásico.

EL CLAUSTRO Y LOS RETABLOS

El armonioso claustro es del siglo XVI en estilo gótico flamígero. El interior de la iglesia tiene una exuberante decoración a base de yesos, pinturas y retablos entre los que destaca el grandioso Retablo Mayor del siglo XVII en estilo barroco y el de la Visitación del siglo XV.

LA PLAZA DE SANTA MARÍA

Es la más bella y concurrida de toda la villa. Rodeada de edificios del siglo XVII con pórticos de robustos pilares de piedra y arcos de medio punto, siempre está animada por sus bares y terrazas. En el acceso a la iglesia nos espera una bella portada en estilo plateresco.

LA TORRE Y EL PORTAL DE CASTILLA

Los Arcos fue ciudad amurallada y contó con hasta siete portales, de los cuales podemos todavía admirar el del Estanco o el de Castilla, este último situado junto a la alta torre de la iglesia de Santa María, las más destacada de todo el renacimiento navarro.

EL CASCO ANTIGUO

El Camino de Santiago recorre toda la Calle Mayor, eje en torno al cual creció la villa de Los Arcos. Sus calles estrechas albergan casonas blasonadas, palacios en estilo barroco, numerosas hospederías y conventos como el antiguo de los Capuchinos de sobria fachada.

EL ENTORNO

Tierra de extensos campos de cereal y viñedos esconde tesoros naturalísticos como los que encontraremos en elzz monte Piñalba y sus monolitos de piedra junto a la bella iglesia de San Gregorio Ostiene o los parajes más lejanos de la Sierra de Codés y del Parque Natural de Urbasa.

CAMINO DE SANTIAGO

Desde Estella llegan cansados los peregrinos para encontrar descanso en Los Arcos que les recibe con sus cuatro albergues, sus hoteles, hostales, bares, restaurantes, tiendas de alimentación y todos los servicios necesarios. A partir de ahí, ultima etapa por tierras navarras para adentrarse en La Rioja.

MÁS INFORMACIÓN               

 

MAPA DE SERVICIOS TURÍSTICOS