NAVARRA EN CUATRO DÍAS

NAVARRA EN CUATRO DÍAS

Se acerca el 15 de mayo, festividad de San Isidro patrón de Madrid y de los labradores. Mi primo Miguel y su mujer María, deciden aprovechar el puente y venir a Navarra en cuatro días. Es una pareja sin hijos que recientemente han cumplido los cuarenta y han corrido su primera maratón.

DATOS DE PARTIDA: PAREJA SIN HIJOS CON CLARA CRISIS DE LOS CUARENTA, ESTADO DE FORMA EXCELENTE, CLIMATOLOGÍA IMPREDECIBLE.

Les informo de que Navarra, en cuanto al clima, es como un pequeño continente, en el que se dan grandes diferencias climáticas entre el norte, más montañoso, y el sur. Otra característica es que el tiempo es muy cambiante, un día puede llover a mares y al día siguiente salir un sol espléndido. Los navarros nos lo tomamos con humor y con cierta resignación nos reímos del siguiente chiste: “¿Cómo se reconoce a un navarro en la playa? Porque lleva la “chaquetica” debajo del brazo”. Es decir, un navarro siempre está prevenido, incluso en un día playa. Así que mi primera recomendación es que durante la primavera y el otoño hay que fijarse en el pronóstico meteorológico y en función de él organizar el viaje. En verano el buen tiempo está más o menos garantizado, y en invierno el mal tiempo también.

La primavera es una época maravillosa para venir a Navarra, porque los árboles tienen el verde intenso de las hojas recién nacidas, y en los días de sol radiante el paisaje tiene una frescura y un brillo difíciles de olvidar. Navarra en cuatro días es la propuesta perfecta para disfrutar de unas buenas vacaciones.

Con estas aclaraciones previas les hago la siguiente propuesta:

DÍA 1. Salimos de Madrid sobre las ocho de la mañana y en unas cuatro horas estamos en Olite para conocer su castillo, uno de los monumentos imprescindibles para quien visita por primera vez Navarra. En Olite se puede comer muy bien en CASA ZANITO, o en el GAMBARTE. En la cercana ciudad de Tafalla está el TUBAL, un restaurante de renombre donde la gastronomía son palabras mayores (y los precios también, consulte el menú en www.restaurantetubal.com) Retomamos el viaje y por autopista llegaremos rápidamente a PAMPLONA, dónde ya en el hotel descansaremos del largo viaje. A la tarde damos una vuelta por el casco antiguo, visitamos la CATEDRAL y nos acercamos al RINCÓN DEL CABALLO BLANCO, con sus calles medievales y las bellas vistas de las murallas desde el BALUARTE DEL REDÍN. En la PLAZA DEL CASTILLO está el CAFÉ IRUÑA, dónde HEMINGWAY pasaba las horas en sus días de fiesta durante SAN FERMÍN, un antiguo café en estilo vienés en el que podremos sacarnos una foto con una estatua del ilustre escritor en el llamado RINCÓN DE HEMINGWAY. Finalmente vamos a tomar unos pinchos y unas cañas por los bares del casco antiguo para retirarnos pronto a descansar, que las jornadas que nos esperan van a ser duras.

DÍA 2. Nos levantamos, desayunamos fuerte y salimos en dirección a RONCESVALLES. El conjunto monumental incluye la Colegiata, el claustro y la capilla donde está enterrado SANCHO EL FUERTE, un rey de 2,20 m de altura, que participó en la victoriosa batalla de las Navas de Tolosa. RONCESVALLES es el punto más habitual de partida de los peregrinos a SANTIAGO DE COMPOSTELA. Vamos ahora hacia la SELVA DE IRTATI, a la que entramos por Orbaiceta para llegar por una estrecha y sinuosa carretera el PANTANO DE IRABIA. La ruta de senderismo es una vuelta completa al PANTANO en la que en todo momento nos van a acompañar las altas hayas y los reflejos del bosque en las tranquilas aguas. Comeremos unos bocadillos a la orilla del pantano y sin prisas retomamos la carretera en dirección a OCHAGAVÍA, uno de los pueblos más bellos de todo el PIRINEO. Dormiremos en el HOTEL RURAL AUÑAMENDI, en el que repondremos fuerzas con una buena cena. Si hay tiempo, y fuerzas suficientes, antes podemos subir por una empinada cuesta hasta la ERMITA DE LA VIRGEN DE MUSKILDA. Descansamos con un sueño profundo que mañana nos espera la jornada más dura.

DÍA 3. Salimos temprano del hotel, con mochila, bocadillos y bien provistos de agua hacia el VALLE DEL RONCAL. Llegaremos hasta el REFUGIO DE LINZA, ya en la provincia de HUESCA, para subir a LA MESA DE LOS TRES REYES. Es una caminata larga, de más de seis horas, que hace cumbre en la cima más alta de Navarra, de 2.450 m y que tiene unas espectaculares vistas del PIRINEO. Miguel y María, bien entrenados y animosos, hacen cima sin problemas. Regresamos al coche y tras visitar RONCAL podemos dormir en Burgui en el ALMADIERO o partimos hacia la NAVARRA MEDIA para, a las puertas del PARQUE NATURAL DE LAS BARDENAS, descansar en el hotel rural  TXAPITXURI. Tras una abundante cena nos retiramos pronto a dormir, reventados de la larga caminata.

DÍA 4. Amanece un nuevo día. Partimos para atravesar toda la BARDENA, contemplando PISKERRA en la distancia, uno de los paisajes más bellos de todo Navarra. Tras hacer una breve parada en CASTILDETIERRA para sacar la típica foto, salimos por Arguedas y tomando la autopista todo recto, despacito hasta Madrid.

Les hago ver que es un poco paliza, pero ellos se sienten jóvenes y con fuerzas, y que sarna con gusto no pica, y que más cansa ir a trabajar todos los lunes. Les informo de la aplicación EL PLANIFICADOR DE RUTAS que encontraran en la web www.guiailustradadenavarra.com y donde les explica que monumentos pueden ver, los itinerarios y los restaurantes recomendados. Miguel me llama un día antes del viaje y me dice que el pronóstico del tiempo en el PIRINEO es malísimo, así que ha reorganizado todo y que visitaran URBASA, recorrerán la VÍA VERDE DEL PLAZAOLA en bicicleta para terminar en CASTILDETIERRA, pero que IRATI y LA MESA DE LOS TRES REYES no se lo piensan perder. Lo dejan para otro viaje, probablemente en verano. El próximo viaje en lugar de Navarra en cuatro días será de más, eso seguro.

Excelente decisión, le contesto. Buen viaje y ya me mandaréis alguna foto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con