Los embalses de Leurtza fueron construidos en el año 1920 y en torno a ellos surgieron verdes prados y accesibles paseos, en algunos tramos incluso aptos para invidentes y personas con movilidad reducida. Todo el mundo debe poder disfrutar de las maravillas de la naturaleza. Por otra esforzada senda se accede hasta la cima del monte Soratxipi. En el camino dejaremos un tramo de una calzada romana que vete tú a saber a dónde nos lleva (a Roma probablemente) y si nos apartamos algo llegaremos hasta el dolmen Pittotzar, uno más de la larga colección de los que hay en Baztán.

Recorrido: 10,5 km. Dificultad: fácil.

Ruta recomendada wikiloc.

Fotografías: Emilio Zazu Imízcoz