Es este un lugar de llanos y de abismos. El parque natural de Urbasa tiene una superficie de 21.000 hectáreas, con una amplia planicie situada a 1.000 m de altura donde alternan los bosques de hayas y los prados con sus rebaños de yeguas y ovejas. Urbasa carece de ríos porque es un paraje kárstico formado por piedras calizas que filtran las aguas dando lugar a abundantes cuevas y profundas simas. En su borde norte se asoma al valle de Arakil en una alargada cornisa donde surgen caprichosas formas de asombroso equilibrio como el arco de Portupekoleze.

Recorrido: 12 km. Dificultad: fácil.

Ruta recomendada en wikiloc.