AZUELO

Para llegar hasta Estella hay que hacerlo todo recto, especialmente si salimos desde Roncesvalles y nos dirigimos hacia Santiago. Pero no siempre fue así. En sus inicios el Camino no pasaba por Estella, más bien no existía Estella. Fue un rey navarro, Sancho Ramírez, quien la fundó junto al poblado vascón de Lizarra en el año 1090 con el objeto de establecer un asentamiento en un lugar estratégico del Camino. Surge entre peñascos y junto al rio Ega, pero sin camino. El rey, una vez fundada la ciudad lo desviará de su trazado inicial para que pase por ella. Ahora sí, ahora ya se podía llegar todo recto. La ciudad floreció comercialmente dando abrigo y al abrigo de los peregrinos. Se enriqueció y de tanta riqueza surgieron palacios, iglesias y conventos que hicieron que se la conociera como “Estella la bella”.

IGLESIA DE SAN PEDRO DE LA RÚA

Leer más

Es la parroquia medieval más antigua de Estella. Se accede por una larga escalera y se entra por una primorosa puerta. Entre las columnas pareadas del claustro encontraremos una de cuatro columnas entorchadas que parece enroscarse sobre sí misma.

CONVENTO DE SANTO DOMINGO

Se empezó a construir en 1290 bajo el reinado de Teobaldo II. Después de años de esplendor llegó el abandono en 1839 con la desamortización de Mendizábal. Sobrevivieron muros y contrafuertes y una reconstrucción final lo salvó de la ruina total.

IGLESIA DEL SANTO SEPULCRO

Situada en la antigua Rúa de los Peregrinos, ahora calle de Curtidores, en ella se atendía a los peregrinos ya desde 1123. En la portada gótica de principios del siglo XIV los apóstoles acompañan a Santiago vestido de peregrino y a San Martín de Tours.

CASTILLOS Y MURALLAS.

En la Edad Media, Estella era el bastión más inexpugnable del Reino de Navarra. Disponía de castillos, murallas e iglesias fortificadas. Subiendo una empinada cuesta llegaremos hasta una cruz que señala la posición de la torre del homenaje del Castillo Mayor.

PUENTE DE LA CÁRCEL

Este singular puente medieval de un sólo arco y fuertes pendientes fue destruido en 1873 en el transcurso de las guerras carlistas. Reconstruido según el modelo original, ofrece una inmejorable panorámica del río Ega, las casas apiñadas y la iglesia de San Miguel.

IGLESIA DE SAN MIGUEL

A finales del siglo XII Estella creció en el margen izquierdo del río Ega en torno a la peña de “La Mota”, donde se construyó la iglesia fortaleza de San Miguel. Su puerta norte es una obra maestra del románico siendo su iconografía una auténtica biblia pétrea.

PALACIO DE LOS REYES

Es el único edifico civil en estilo románico que se conserva en Navarra y fue declarado monumento nacional en 1931. De finales del siglo XII su armoniosa fachada se abre a la plaza con galerías y ventanas con arquillos. Alberga el Museo Gustavo de Maeztu.

PALACIOS Y PATIOS

Paseando por las calles medievales encontramos numerosos palacios y casas blasonadas detacando el Palacio de los Eguía (s. XVI), la casa de Fray Diego (s. XVI), la Mansión señorial de los Ruiz de Alda (s. XVII) o el antiguo palacio del Ayuntamiento (s. XVIII).

CONSEJOS PRÁCTICOS

-Estella es una ciudad de 13.500 habitantes, de gran actividad comercial y denso tráfico. El casco histórico es en su mayor parte peatonal.

-La iglesia de San Pedro de la Rúa con su claustro, la de San Miguel con su pórtico y el Palacio de los Reyes son sus edificios más destacados.

-El horario de San Pedro de la Rúa, dependiendo de las épocas del año, es más o menos de 10:00 a 13:30 y de 18:00 a 20:00. Consulte aquí los horarios.

-En el entorno de la calle Mayor y las plazas de Los Fueros y de Santiago se concentran gran parte de los bares y restaurantes de la ciudad, y es una buen zona para ir de pinchos.

 SERVICIOS TURÍSTICOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
EL TURISMO FÁCIL NAVARRA