CASTILDETIERRA, BARDENAS REALES

El contrapunto a la Navarra montañosa y húmeda es el desierto de las Bardenas. Un mundo aparte, árido, seco, de formaciones arrasadas por un viento seco, el cierzo, que esculpe la tierra en barrancos y “cabezos”. Son estos elevaciones naturales del terreno de poca altura, aisladas y generalmente redondeadas, siendo el más famoso de todos el de Castildetierra, cuya imagen ha sido reproducida en miles de fotografías. 

 

Castildetierra 0,8 Km (circular)

Cabezo las Cortinillas 1,2 km (ida y vuelta)

CONSEJOS PRÁCTICOS

-Son apenas dos paseos, aptos para todas las edades. Están separados entre sí y cada uno tiene su propia zona de aparcamiento.

-Para llegar hasta allí todo son pistas de grava y tierra, por lo que tendrá que circular despacio y probablemente el coche se le manche de polvo.

-Tenga cuidado con las escaleras al subir hasta el cabezo de las Cortinillas, algunas están en mal estado.

-Si es época de lluvias es probable que el barranco de Castildetierra esté anegado, y no pueda recorrerlo debido al fango.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies