CATEDRAL DE TUDELA Y BARDENAS REALES

CATEDRAL DE TUDELA Y BARDENAS REALES

CATEDRAL DE TUDELA Y BARDENA REALES:

UNA CATEDRAL POR CONOCER Y UN PAISAJE DESCONOCIDO 

Menos conocida que la Bardena Blanca, la Negra tiene su propio y especial encanto, árida, con un monte bajo de naturaleza esteparia y una cima, el Cabezo del Fraile, donde hubo un castillo que dominaba la frontera con el reino de Aragón de impresionantes vistas.

Luego está Tudela, la segunda ciudad más grande de Navarra, con su antiguo casco histórico de calles estrechas y su maravillosa catedral, una de las más bonitas que yo he visto, porque lo tiene casi todo: una escultórica puerta, un claustro románico, el templo gótico, las capillas barrocas y una torre renacentista… no se pueden pedir más estilos arquitectónicos en un mismo edificio, y lo mejor es que todos conviven en perfecta armonía.

Pero no avancemos acontecimientos y empecemos nuestra jornada poniéndonos en ruta.

Tudela está muy bien comunicada por autopista, pero para llegar hasta el cabezo del Fraile hay que estar atentos. Pasada la localidad de Fustiñana la carretera va paralela al Parque Natural de las Bardenas Reales, y justo antes de entrar en Aragón, hay una carretera de tierra que se adentra en la Bardena. Está más o menos señalizada con este cartel que aquí les incluyo. A lo lejos se ve nuestro objetivo: el Cabezo del Fraile. Es importante acertar con el camino, ya que la Bardena es grande, con un paisaje en el que es difícil orientarse y donde más de uno se ha perdido sin saber cómo salir. Pero si van por donde les indico no tiene pérdida. Seguiremos la pista de tierra hasta un desvío que nos lleva hasta el corral de Bea, una amplia explanada, de la que parte la senda marcada con palos y montículos de piedras.

La ruta es corta, 4,6 km de ida y vuelta, pero es casi todo cuesta arriba y si el calor aprieta se nos puede hacer dura. El esfuerzo merece la pena, por las vistas de un paisaje desértico, con esa vegetación baja, de unos tonos oscuros, casi negros, que le dan el nombre a tan singular paisaje. Allí me quedé un rato, disfrutando de las vistas y de la soledad del desierto. Luego de vuelta para abajo, por la misma senda. Les dejo el enlace de https://guiailustradadenavarra.com/bardenas-el-fraile/ que espero les sirva de ayuda.

Para completar el día cerca está Tudela, un tanto caótica por su denso  tráfico, pero en cuanto se aparca el coche encontraremos un casco histórico peatonal, agradable para pasear y lleno de edificios de interés. Puede hacer la ruta que recomendamos en el folleto de TUDELA y desde luego no puede dejar de visitar la catedral, por las razones que al principio de este artículo les señalé, y tampoco debería dejar de probar su gastronomía, y en concreto la verdura, manjar indiscutible para el paladar de los navarros. ¡Qué les voy a contar yo! que no hay plato más exquisito que unas alcachofas, o la  versión suprema de la huerta de la Ribera: la menestra de verduras.

De Tudela un apunte histórico. Tuvo la ciudad  en lo alto del cerro, ahí donde ahora está el monumento al Corazón de Jesús, un inexpugnable castillo del que ya apenas queda nada, cuatro piedras que poco nos dicen de su gloria pasada. Las vistas son interesantes, pero imagínense como serían si se reconstruyera aunque fuera una mínima parte del castillo. También tuvo la ciudad, y tiene, un puente medieval mandado construir por Sancho el Fuerte, que tenía tres torres, una en el medio, que lo protegían, y que hoy en día es una carretera con poco interés turístico. La propuesta es hacer otro puente por el que desviar el tráfico, y reconstruir las tres torres. Les presento la reconstrucción histórica de la Tudela medieval y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Volviendo al Cabezo del Fraile, después de coronarlo está la opción de visitar la cercana localidad de CORTES y conocer su castillo, fortaleza por fuera, y palacio por dentro. Tenga en cuenta que las visitas son guiadas y hay que concertar cita previamente. Junto al castillo hay un agradable jardín con patos y cisnes, y una gran diversidad de especies arbóreas. Algo más alejado queda el monasterio de Tulebras o Cascante, con basílica de la Virgen del Romero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies