LAS ROSCAS, UN PAISAJE SINGULAR

El monasterio de Fitero se construyó en la frontera de los reinos de Navarra, Castilla y Aragón, y de tan disputado territorio surgieron leyendas y castillos. La ruta recorre la ribera del río Alhama, pasando por la Cueva de la Mora, sube hasta las ruinas del castillo de Tudején y termina en Las Roscas, paraje que debe sus sugerentes formas a la erosión diferencial, fruto de la distinta dureza de las rocas. 

 

Recorrido 7,1 Km. Circular

CONSEJOS PRÁCTICOS

-Para llegar hasta el inicio de la ruta tenemos que adentramos con el vehículo por una carretera estrecha rodeada de huertas y campos de cultivo. Procure aparcar tratando de molestar lo menos posible.

-La ruta no está señalizada pero es fácil de seguir a poco que siga las indicaciones del folleto de esta web.

-Subir hasta la Cueva de la Mora o al castillo de Tudején no es imprescindible pero hace más interesante el recorrido.

-El paraje de las Roscas se puede recorrer de roca en roca, un poco al azar, pero debe tener mucho cuidado, especialmente si el piso está mojado. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies