LA FOZ DE LUMBIER

El río Irati, con sus limpias aguas, ha conformado a lo largo de los siglos este escarpado desfiladero donde anidan los buitres. Se puede atravesar de un lado al otro gracias al camino de lo que fue en otros tiempos la vía de un tren, el Irati, que unía Pamplona con Sangüesa, y que fue el primer tren eléctrico de pasajeros de España. En la parte final de la foz hubo un puente del siglo XVI que fue destruido en la guerra de independencia.

 

Recorrido 6,5 km. Circular

CONSEJOS PRÁCTICOS

-Hay un aparcamiento a la entrada de la foz. Tendrá que pagar una pequeña cuota por vehículo. Tiene caseta de información y aseos.

-Los túneles de acceso a la foz no son largos y no necesitará linterna, con la luz del móvil será suficiente.

-Recomendamos descender por alguno de los senderos habilitados hasta el río para disfrutar con plenitud del paisaje.

-Si lleva catalejos podrá contemplar el vuelo majestuoso de los buitres.

-El sendero hasta el puente del Diablo no está bien protegido y asomarse al acantilado es un tanto peligroso.

-Puede hacer el paseo por la foz de ida y vuelta que suele ser la opción más habitual. El recorrido completo es un agradable paseo por la ribera del río, entre campos de cultivo y con la sierra como telón de fondo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies