MONASTERIO DE FITERO

Es un templo cisterciense que comenzó a construirse en 1175 y que es la más grande de las iglesias medievales de Navarra con una longitud de 86,5 m. En la parte posterior del monasterio disfrutaremos del conjunto monumental de los ábsides de la iglesia. Leer más

FACHADA PRINCIPAL

Accedemos a la iglesia a través de una portada abocinada que se abre en el gran paredón de piedra de sillería. Comenzó a construirse hacia 1175 terminándose en 1247. Su longitud es de 86,5 m, la mayor de todas las iglesias medievales de Navarra.

CABECERA, ÁBSIDES Y CAPILLAS

Es el elemento más característico de la iglesia, especialmente visto desde el exterior, en el lugar que ocupaban las huertas del monasterio. Las capillas se apelotonan en torno al eje central, configurando un armonioso juego de bóvedas, contrafuertes y ventanales.

NAVE CENTRAL

El interior es propio del arte cisterciense, donde el ornamento desaparece para dar protagonismo a la estructura. La planta es de cruz latina siguiendo el modelo de los monasterios franceses, con tres naves y cabecera de girola de cinco capillas radiales.

SACRISTÍA

De planta rectangular sus bóvedas de medio cañón con lunetos, hornacinas y pilastras decoradas le dan su aspecto barroco. Conserva dos cantorales, que son enormes manuscritos musicales que todo un coro podía leer en la distancia y así cantar juntos.

CAPILLA DE LA VIRGEN DE LA BARDA

Esta barroca capilla ricamente decorada alberga la imagen de la Virgen de la Barda, patrona de la villa junto con San Raimundo. Cuenta la leyenda que una barda o zarza entró en la Iglesia y al tocar la estatua de la Virgen perdió milagrosamente todas sus espinas.

RETABLOS Y OTROS TESOROS

Dentro del templo se conservan buena parte de los tesoros artísticos del cenobio cisterciense. Hay que destacar el retablo mayor con sus excelentes tablas del pintor Rolan Mois, el retablo churrigueresco de Santa Teresa y las piezas de orfebrería árabe.

ÓRGANO Y TORNAVOZ

En la nave central encontramos un impresionante órgano declarado bien de interés cultural que fue construido en 1660 y un gran tornavoz barroco del siglo XVIII. El tornavoz es un curioso “sombrero”, que encima del púlpito amplifica la voz durante el sermón.

PLAZA DE LAS MALVAS

La desamortización de 1835 obligó a los monjes a abandonar el Monasterio. Con la nueva titularidad la iglesia se transformó en parroquia y las antiguas dependencias en torno a la plaza de las Malvas en cine, residencia de ancianos, biblioteca y ayuntamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies