Complejo conjunto arquitectónico cuya construcción se inicia en 1477 en estilo gótico mudejar, tomando prácticamente su volumen actual de la mano de su valedor el Deán Villalón en los albores del siglo XVI y en estilo plateresco.Es remodelado sucesivamente en los siglos XVIII y XIX, en este último con la construcción de la portada de la Plaza San Jaime.

De su primitivo aspecto conserva el ala casi gótica que se aprecia desde la calle de la Merced coronada por galería de arquillos apuntados, una preciosa ventana con doble arco conopial y una bellísima tracería gótico-mudejar.

Sobre este cuerpo, y hasta 1883, existió una torre mudejar.

En la fachada principal y sobre la puerta de acceso se abre una gran ventana rectangular con rica y minuciosa decoración plateresca en yesería, apareciendo bajo ella un gran escudo de alabastro con las armas del papa Julio II y del Deán Villalón.

Destacan las dependencias privadas del Deán, con dos elementos importantes:

La preciosa capilla-oratorio cubierta con bóvedas nervadas de yeso y claves con pinjantes que, con el frontal del altar de azulejos de Muel del Siglo XVI, incorpora con la cerámica de caras enfrentadas la total singularidad de su conjunto, similar a los trabajos realizados en la Lombardía italiana.

Los magníficos artesonados y pavimento de madera de las habitaciones privadas, que han sido conservados en todo su esplendor.

En el Palacio Decanal se realizan visitas guiadas a la Catedral y visitas monumentales a la Ciudad. Para más información pueden acudir al Museo de Tudela-Palacio Decanal en Calle Roso, 2. Teléfono 948 402 161, vía email a través de [email protected] o visitar su página web palaciodecanaldetudela.com