VISÍTA TURÍSTICA A PAMPLONA

RUTA CORTA

 

Iniciamos esta ruta en la Plaza del Castillo, que es como la sala de estar de los pamplonicas, donde se reúnen y se sientan en sus terrazas para ver la gente pasar. Después nos adentramos en la calle Estafeta, famosa porque por ella pasa el encierro de San Fermín, y por el gran número de bares que la pueblan. Desde ahí nos acercaremos hasta la plaza de toros, veremos la estatua de Hemingway y nos dirigiremos hacia la Ronda del Obispo Barbazán Leer más

para, por uno de los paseos más bonitos de la ciudad, llegar hasta el baluarte del Redín, desde donde podremos contemplar las murallas de Pamplona en todo su esplendor. El Caballo Blanco, en cuya terraza podremos hacer una agradable parada, da paso a la catedral, la cual procuraremos visitar para contemplar sus altas bóvedas y su elegante claustro. De ahí y de nuevo por el recorrido del encierro llegaremos a la plaza del Ayuntamiento desde donde todos los 6 de julio se lanza el chupinazo con el que se empiezan las fiestas de San Fermín. Y ya, y según la hora y las apetencias, podemos continuar de ronda por las murallas hasta llegar a la Ciudadela, o quedarnos a recuperar fuerzas en los bares y restaurantes del casco antiguo.

Recorrido corto: 1,8 km. Circular

CONSEJOS PRÁCTICOS

-El casco antiguo de Pamplona es peatonal, generalmente muy limpio y seguro, incluso de noche. En el abundan los bares y restaurantes, sus calles suelen estar muy animadas, especialmente los fines de semana y los jueves, cuando en determinadas calles se celebra el popular “juevintxo”, en el que sirven una consumición y pintxo a un módico precio.

-La catedral es la joya de la ciudad y recomendamos su visita, con especial atención al claustro.

-La Ciudadela está abierta desde las 7:30 hasta las 21:30. Recomendamos adentrarse en los fosos y asomarse a alguno de los baluartes para comprender lo inexpugnables que fueron estas fortificaciones abaluartadas.

RUTA LARGA

Recorrido largo: 5,4 km. Circular

La ruta nos llevará por las murallas que rodeaban Pamplona hasta llegar a la impresionante fortaleza de La Ciudadela. En el camino encontraremos el parque de la Taconera en estilo romántico, desde donde nos asomaremos a las murallas para disfrutar de las vistas y de los animales que viven en ellas en semicautividad. Después de visitar la Ciudadela volveremos al casco antiguo y terminaremos en la calle San Nicolás siempre muy animada por su gran número de bares. Al anochecer algunos tramos de este recorrido son poco transitados y están escasamente iluminados así que, aunque Pamplona es una ciudad muy segura, tome unas mínimas medidas de precaución. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
EL TURISMO FÁCIL NAVARRA